Resultados sobre la encuesta de violencia obstétrica (Parte 1)

Por fin, tras varios meses, aquí están los resultados de la encuesta que realicé por medio de este blog y de distintas redes sociales sobre víctimas de violencia obstétrica. Tras eliminar las repeticiones, las encuestas incompletas y las "bromas e insultos varios", el número que quedó fue de 619. Su valor es meramente anecdótico, no se trata por ello de una encuesta formal y no forma parte del corpus de mi TFM, sino de un anexo ilustrativo de cómo perciben la realidad muchas víctimas en España.

Muchas gracias, de nuevo, a todas las que habéis participado.

---

En primer lugar, veamos por números de partos:



Las edades de las encuestadas van desde los 18 a los 72 años, distribuidas de la siguiente forma:



La Sanidad Pública es lo que usó la mayoría de las mujeres:



La gran mayoría se considera bien informada sobre estos temas:



Cuantos más partos han vivido, más informadas se consideran (la experiencia es un grado):



De la totalidad de encuestadas, 231 se plantearon en algún momento el parto en casa, 388 no se lo plantearon y 4 no saben o no contestan. Las razones principales esgrimidas para no querer parir en casa son las siguientes:



Pero cuantos más partos se pasan, más aumenta el deseo de parir en casa: es decir, cuando se sabe cómo funciona el hospital y sus protocolos, muchas mujeres se sienten profundamente decepcionadas.



En cuanto al plan de parto, 169 mujeres presentaron uno, 415 no lo hicieron, y 35 quisieron hacerlo pero no se lo aceptaron. Las razones principales esgrimidas para no presentar un plan de parto son las siguientes:



Las intervenciones más comunes en el embarazo son las siguientes:


Las intervenciones más comunes en el parto son las siguientes:


Hay cosas llamativas, como que suelen ir de la mano la imposibilidad de moverse libremente con la imposibilidad de comer y beber: es así en 285 casos.

En cuanto al postparto:



Y en cuanto a los bebés que presentaron problemas (236 presentaron uno o varios de los siguientes):



Podemos observar que hay una cierta consonancia entre el número de intervenciones en el parto y el número de problemas en el postparto:



También llama la atención cómo, normalizando la cantidad de mujeres que entregan un plan de parto con las que no, se aprecia que esto apenas incide en el número de intervenciones recibidas: es decir, los planes de parto NO funcionan, porque no se respetan.


Si comparamos la sanidad pública con la privada, normalizando el número (puesto que había más mujeres que habían parido por la sanidad pública), observamos que en la sanidad privada, de media, se realizan más intervenciones.


En un siguiente post, los testimonios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Resultados sobre la encuesta de violencia obstétrica (Parte 2)

Cuestionario sobre violencia obstétrica: experiencias